Diseño del Robot

VRC_MIDDLE_AND_HIGH_SCHOOL[1]1) Identificar la necesidad

La mayoría de los robots VEX se construyen para competir o con el objetivo de resolver un problema. En cualquier proyecto es necesario conocer su alcance y sus implicaciones. Muchas veces el proyecto no aparece de una idea sino de una necesidad que debe ser resuelta para satisfacer a un cliente o a la sociedad. Sin una definición clara de dicha necesidad el proceso de diseño en ingeniería no puede empezar.

2) Definir el problema

  • Hacerse una idea de los parámetros del problema.
  • Elaborar una lista de objetivos y ordenarlos por importancia.
  • Tener en cuenta que a veces el robot es incapaz de hacerlo todo.
  • Es importante priorizar y diseñar una máquina que pueda hacer muchas tareas correctamente antes que pocas tareas a la perfección.

3) Búsqueda de información

  • Explorar otras soluciones diferentes al mismo problema.
  • Observar el entorno en el que debe funcionar la máquina.
  • Analizar las restricciones del proyecto con atención.
  • Tener en cuenta las medidas específicas de construcción.

4) Lluvia de ideas

Ninguna idea es una mala idea. Es importante tener en cuenta cualquier aproximación a un problema aunque aparentemente no tenga sentido. Ningún proyecto sale adelante a la primera y al final se trata de una colección de ideas que llevan a la solución. Piensa en famosos inventores como Edison, Benjamin Frankling, los hermanos Wright o Leonardo DaVinci. ¿Te imaginas cómo aplicaban ellos este proceso? ¿Cuántas veces lo intentaron hasta tener éxito?

Debemos hacer una lista con los pros y los contras. Es una actividad que es mucho más productiva si se realiza en grupo. La lluvia de ideas permite tener un gran rango de ideas, puntos de vista y experiencias .

Diseñar al menos tres tipos de soluciones y evaluad cada una de ellas.

Observar el número de partes que componen el diseño. ¿Son suficientes? ¿Se pueden simplificar?

5) Diseñar, probar y evaluar la mejor solución

La fase de diseño quizás es una de las más desafiantes de todo el proceso. Una vez se tiene la idea clara es hora de sentarse y averiguar cómo hacerla realidad.

El primer paso es hacer un boceto sobre papel. Esto nos permite sacar nuestra parte más creativa. Este boceto debe ser detallado para poderlo pasar, si se desea, a modelado CAD. Esta fase también permite el testeo del producto en el ordenador. Es una herramienta interesante donde se pueden detectar fallos antes de que sea construída una maqueta.

Las maquetas son representaciones del producto para testear y evaluar. Este proceso es muy valioso ya que nos puede dar detalles que el ordenador no puede. Una vez se ha evaluado la maqueta, se puede pasar al siguiente nivel

6) Construir un prototipo

La mejor manera de saber si un diseño funcionará en las condiciones del mundo real es construyendo un prototipo. Un prototipo es un modelo fiel del diseño final. Hay que evaluar el coste, la durabilidad, facilidad de construcción, la estética y si cumple los criterios de la fase de diseño.

7) Refinar o rediseñar

Si un diseño inicial y el prototipo no solventan el problema en su totalidad, supera el coste previsto o no cumple las especificaciones, el diseñador puede volver atrás en el proceso y plantear otros modelos que intenten mejorar el anterior. A veces la principal limitación para refinar/rediseñar el prototipo es el dinero.  Quizás es preferible escoger un diseño inferior que volver a desarrollar un nuevo modelo.

8) Construir

El proceso de construcción es lento y complejo. Hay que tener en cuenta los materiales, herramientas, procesos, limitaciones y coste. Las empresas invierten en fábricas e infraestructuras para construir sus diseños más eficientemente, con lo cual mejor será la construcción.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario